lunes, 27 de enero de 2014

introduccion: la mañana de yadira

- ¡Levántate de una vez!- dijo su madre a voz en grito. Eran las 6:30 de la mañana, iba a llegar tarde.
- Ya voy mamá, estoy saliendo de la ducha, no me atosigues.- dijo Yadira, una joven de apenas quince años con un pelo rojo marcado por unos rizos compactos, de ojos grandes de un ligero color avellana, una nariz perfilada, con un olluelo en la mejilla y una sonrisa incesante que contagiaba positividad.
Desayunó rápidamente un vaso de leche y salió de su casa como una bala hacia la casa de Lourdes una de sus amigas.
- ¿Otra vez el despertador?- adivinó su amiga al verla llegar a duras penas a la puerta de su casa.
- no es mi culpa, se que debería comprar otro pero me gusta demasiado, te prometo que mañana compro otro.- le replicó Yadira.
- Yo solo digo que por mucho que extrañes a tu abuela, comprenderá que compres otro despertador,¿cuánto llevas con él, siete años?- preguntó Lourdes con retintín.
- Ja, ja muy graciosa estás hoy, pero espera a que el sr. Gómez nos regañe por llegar tarde, dejemos la charla y vámonos a clase- cesó Yadira y comenzaron a andar hacia el instituto del que solo las separaban un par de minutos andando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada