viernes, 8 de agosto de 2014

El Comienzo de un Gran Cambio

Sonó el teléfono en casa de Yadira. Todos dormían excepto ella que se había levantado y estaba lista para salir.
- ¿Estás lista, tulipán?- preguntó José con voz entusiasta.
- No se José y si lo fastidio todo- tenía una voz tranquila pero inquieta.
- Estoy en la puerta con ellos así que ya no podemos echarnos atrás.-dijo él contra el teléfono riendo y finalizó la llamada.
Un segundo después alguien llamó a la puerta de casa y ella fue a abrir.
- Ola chicos, cuanto tiempo sin veros.- los saludó Yadira cuando entraron a la casa.
Álex se quedó hablando con José sobre la última competición de salto de trampolín, mientras Wisal pasaba al salón con su amiga.
- Tienes que contármelo todo, ¿entiendes?, ¡TODO!- dijo Wisal nada mas entrar al salón.
- Y tu me tienes que contar lo que pasa entre tu y Álex porque recibí un mensaje diciéndome que estabais juntos.
- Nosotros no estamos juntos Yadira, y menos sabiendo que él te encanta. Además pienso que deberías hablar sobre esto con él y decirle de una vez que te gusta.
- No se amiga, pero creo que se lo voy a decir. Gracias amiga.
Fuera los chicos charlaban sobre las vacaciones de Semana Santa y otras cosas cuando Álex comentó:
- Que guapa ha vuelto Yadira de Egipto. El Sol ha conseguido hacer mella en su cobriza piel.
- Pues tenías que haberla visto en Egipto. Cuando veíamos las puestas de Sol, todos los rayos parecían centrarse en ella.
- Quería preguntarte, ya que tu siempre estás con ella si sabrías si tiene novio.
- Creo que no pero no me hagas mucho caso porque la he visto con un chico un par de veces, ¿ Por qué lo preguntas?
- Porque he pensado pedirle salir.- Dice Álex con una gran sonrisa iluminándole el rostro.
La mente de Jose estallaba en ataques de celos, pero comprendía que le gustara Yadira porque era una chica increíble y a ella también le gustaba Álex.
- No lo se, pero deberías pedirle salir, quien sabe a lo mejor y todo decide salir contigo. Anda mira, ya llegan otra vez, yo me saco de en medio a Wisal y tu hablas con ella a solas.
Las chicas venían hablando de las últimas oportunidades de compra en las rebajas de primavera cuando Jose cogió y se llevó a Wisal aparte.
- Ven conmigo que ellos tienen que hablar- le dijo al oido para que Yadira no se enterase de nada.- Tranquila tulipán que ahora volvemos, quédate con Álex en lo que volvemos.- él estaba sufriendo como nunca antes pensaba que lo haría cuando viese a Yadira con otro chico.
- Volved pronto chicos- dijo Yadira- hola Álex que tal
- Bien, hoy parece que va a llover, ¿ Damos un paseo juntos?- preguntó él, estaba caticárdico.
- Venga vamos.
Salieron de la casa y se dirigieron al parque bastante callados, ninguno quería romper el hielo.
- Bueeeno, ¿que te parece si un día de estos vamos al cine?- Yadira no sabía donde meterse, ¿ le estaba pidiendo una cita?
- Claro podemos salir, si yo me llevo bien contigo, eres un gran amigo.- Él en ese momento pensó en no seguir adelante, ¿ y si ella solo lo veía como un amigo?
- ¿Quieres unos chicles?- preguntó ella, no sabía como romper el silencio, ¿ y si él solo la veía como una amiga?
- Mira Yadira yo quería hablar contigo porque tengo una cosa que decirte.
- Bueno pues dímelo.
- Quería decirte que me gustas y que quiero que seas mi novia- en ese momento se dió cuenta de que lo había soltado todo.
- Ehh...,bueno si te digo la verdad... tu también me gustas a mi.
- Enserio, yo pensaba que no, que alegría.- la cogió por la cintura y dieron vueltas hasta que él empezó a marearse.
Desde casa de Yadira, Jose y Wisal salían escopetados. Wisal estaba feliz por sus amigos pero Jose no pensaba con claridad. Se lo llevaban los demonios. No podía creer como su amiga se había ido con Álex, como podía preferir estar con ese muchacho antes que con él, pero lo entendía porque él nunca había demostrado sus sentimientos.
Las clases comenzaron y todo se revolucionó, Yadira y Jose mantenían su relación pero ya no era lo mismo, Jose lo achacaba a su falta de sueño durante esos días. no podía conciliar el sueño ya que cada vez que cerraba los ojos veía a su amiga con Álex y eso le hacía tener unas pesadillas terribles. Así que un día decidió que tenía que hacer algo para que SU tulipán rompiese con aquel chico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada