sábado, 8 de febrero de 2014

capitulo 2: Un Jueves Especial

Cuando llegó a clase de dibujo, Yadira, cogió un caballete y unos lapiceros, buscó una silla y se sentó cerca de Lourdes. Ellas eran amigas desde niñas, Yadira tenía una foto en su habitación en la que salían juntas, su amiga era muy inteligente y una gran dibujante. La profesora de dibujo les dijo que hoy empezarían con los desnudos, toda la clase estalló en pequeñas risitas de complicidad, todas menos las amigas, ellas estaban acostumbradas a pintar desnudos. Pero para su sorpresa el modelo de hoy era Álex, todas se le quedaron mirando mientras se desnudaba. Yadira se puso colorada tras ver la fila de abdominales bien marcados, se escondió tras el caballete y se centró en dibujar su cara y la parte superior, tanto que, al terminar la clase, apenas había perfilado los abdominales. la profesora le corrigió el trabajo y la regañó por haber tardado tanto. Wisal fue a hablar con ella, le preguntó por la clase y Yadira enrojeció como u tomate. -Calla, que nuestro modelo de hoy era Álex y estábamos dibujando desnudos, casi me desmayo de la impresión. -Olvídate de Álex, ¿vas a venir a la fiesta de esta noche? -Tengo que preguntárselo a mis padres, si me dejan te llamo esta tarde. Se tranquilizó y fue hasta su taquilla para recoger su móvil y los materiales de la clase siguiente: E.Física. -Genial- piensa, no se le da demasiado bien la asignatura- menos mal que José estará conmigo. Nada mas nombrarlo, él, apareció por detrás con una cajita pequeña, plateada por fuera y blanca con corazones rojos por dentro, contenía su regalo de cumpleaños, una pulsera hecha con botones y cuentas de sus tonos preferidos de índigo, marron, amarillo, verde, azul, morado, rojo, rosa, gris y blanco. El único que le hacía regalos como esos era él, ya que la conocía muy bien. Todavía se acordaba del primer regalo que le había hecho José, ella había llegado a España en Navidad y a la primera persona que conoció fue a él, se conocieron delante del gigantesco árbol de navidad del pueblo, el día de su cumpleaños él la sorprendió con una maqueta que recreaba esa escena, estaba todo; el árbol, la ropa era exactamente igual a la que llevaban y recreados perfectamente estaban los pórticos de la plaza, el suelo adoquinado y a lo lejos, la chocolatería en la que se habían sentado a conversar. -Feliz cumpleaños, tulipán- le dijo esperando la reacción de su amiga. -Gracias José, llegas siempre en el momento justo, ahora mismo estaba pensando en ti- le dedicó una sonrisa de esas que quitan el aliento. -Ah, si, y en que estabas pensando exactamente- preguntó con interés. -Pues en que nos toca e. física y que me alegra que estemos juntos- contestó ella. -Bien vámonos a clase- dijo él. La clase pasó relativamente rápido al igual que el resto del día. Volvió andando a casa con Lourdes, se despidió de ella y siguió adelante hasta llegar a su destino. Cuando llegó, su familia le preguntó por su día, la felicitaron y le regalaron esos cascos que tanto le habían gustado en la tienda. Después de hacer los deberes habló con sus padres para que la dejaran ir a la fiesta, cuando le dijeron que sí llamó a Wisal. - Recuerda que es una fiesta de disfraces- le comentó su amiga. -Vale, tengo el disfraz perfecto- le dijo Yadira de forma enigmática. Tres horas más tarde, salía de su casa vestida de Cleopatra. Cuando llegó a la fiesta una vieja esfinge le tapó los ojos y le dijo. -Soy vieja y sabia pero también aguda y hábil, ¿quién soy? -Espera que piense, la única esfinge de la fiesta tienes que ser...Botas el de Dora la Exploradora. jajajaja -Muy graciosa tulipán pues no que soy José- y correspondió a su amiga con una nueva risa. -Ya lo sabía tonto, anda deja que voy a por una copa. Yadira habló con todos sus amigos, ero sobre todo estuvo hablando con un cautivador y apuesto pirata caribeño. José y Wisal los miraba preguntándose quien sería aquel muchacho. Wisal pensaba que estaba muy bien y que ojalá se hubiera fijado en ella, sin embargo José no lo miraba con buenos ojos, pensaba que era muy egoísta por quedarse a la chica más guapa de la fiesta, pero más tarde recordó que sus padre le habían dado permiso para ir a Egipto y que disfrutaría de la atención completa de su amiga durante dos semanas. A medianoche, José y Yadira se fueron, de camino a casa de ella, él le confirmó que se irían juntos a Egipto. El día siguiente se pasó aún más rápido que el anterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada